Cerradura vinoteca la sommeliere

Buscador de las mejores ofertas

Los amantes del vino son conscientes de lo importante que es conservarlo de la manera adecuada. En caso de no tener una cerradura vinoteca la sommeliere, va a ser posible guardar sus botellas de la mejor forma posible apoyándose en un enfriador de vino.

Los vinos han de ser guardados a una temperatura específica y sobre todo incesante. Los vinos rosados se almacenan mejor en una bodega a una temperatura entre 7 y 12°C. El champán y el vino espumoso asimismo se guardan de manera frecuente así como los vinos, y como el vino espumoso, requieren una temperatura de almacenamiento entre 5°C y 7°C.

Las bodegas de doble temperatura están pertrechadas con áreas diferenciadas, cada una de las que está reservada para la conservación de ciertos tipos de vino.

RebajasBestseller No. 1
Taurus PTWC-12 Vinoteca, Métal, Negro
  • Vinoteca termoeléctrica, sin compresor, ideal para proteger la calidad y el sabor de sus vinos a largo y corto plazo
  • Al no vibrar permite que el vino envejezca y se asiente correctamente sin alterar sus sedimentos naturales: muy silencioso
  • Aislamiento especial interior para que se mantenga la humedad constante, lo que hace que el corcho no se seque y evita que el aire entre contacto con el vino
  • Puerta de vidrio templado ahumado reflejante para garantizar la oscuridad interior, y también el bloqueo de la luz solar y los dañinos rayos UV que podrían alterar el sabor del vino
  • Capacidad para 18 botellas y panel táctil para ajustar la temperatura. Temperatura regulable entre 8 y 18 C, puede mostrarse en C o F

Los mejores modelos de cerradura vinoteca la sommeliere que mejor se adaptan a tus necesidades

Cuando abrimos una botella de vino para comer o cenar, no siempre y en toda circunstancia nos la terminamos en ese instante. Cuando esto ocurra debemos tener en cuenta que el vino en contacto con el aire comienza a oxidarse y a perder sus propiedades y peculiaridades. La mejor opción para preservar el vino en estos casos es una bomba de vacío, que nos deja quitar todo el aire de las botellas y por lo tanto evitar la oxidación. Asimismo hay que tener en cuenta que un vino joven aguantará mejor este contacto con el aire que los vinos con crianzas.