La vinoteca abadia retuerta

Buscador de las mejores ofertas

Si quieres adquirir una la vinoteca abadia retuerta, primero existen una serie de interrogantes que debes plantearte, a fin de que de esta manera, consigas encontrar la bodega climatizada que sea ideal para tus necesidades y para la conservación de tus botellas de vino, y en vinotecalia.eu te damos las claves para lograr la que mejor se adapte a tus necesidades.

El sistema Touch light que hace que la luz interior se encienda solo al contacto con el tirador sin abrir la puerta con doble cristal aislante.

Para avejentar un vino tendremos que equiparnos con un sistema de aire acondicionado mientras que para el almacenaje en un corto plazo necesitaremos una nevera de bodega templada.

RebajasBestseller No. 1
Abadía Retuerta Vino Tinto Selección Especial - 3 botellas x 750ml - total: 2250 ml
  • Vista: Preciosa capa picota granate.
  • Nariz: Muy limpio, franco y expresivo en nariz donde la madera se ve dominada por la fruta, destacando aromas de zarzamora, ciruela, fresa silvestre y frambuesas.
  • Boca: La entrada es suave dando paso a un tacto amable, generoso en aroma que lo hace aún más suculento y sabroso. Una medida acidez que engrandecen su largo final, su persistencia.
  • Maridaje: Rostbeef, solomillo con foie, embutidos ibéricos, guisos o quesos curados.
  • Envejecimiento 16 meses. EAN: 8437005944084
Bestseller No. 2
Abadía Retuerta Selección Especial - 75 Cl.
  • Abadia Retuerta Selección Especial 2011: Un vino ganador con 92 Parker, 94 Wine Spectator y 90 Peñín. Producido a partir de la selección de las mejores uvas de cada uno de sus pagos, combina la riqueza del Tempranillo, la intensidad del Syrah y la elegancia del Cabernet Sauvignon. Es un vino muy equilibrado, armónico, de gran riqueza aromática e increíble expresividad. Digno fruto de la vid y de un trabajo bien hecho
  • Tinto
  • 2011
  • 75% Tempranillo, 15% Cabernet Sauvignon, 10% Syrah
  • Tinto – Con Cuerpo y Especiado

Mejores precios encontrados de la vinoteca abadia retuerta

Cuando abrimos una botella de vino para comer o cenar, no siempre y en toda circunstancia nos la terminamos en ese instante. Cuando esto ocurra debemos tomar en consideración que el vino en contacto con el aire comienza a oxidarse y a perder sus propiedades y características. La mejor opción para conservar el vino en estos casos es una bomba de vacío, que nos deja suprimir todo el aire de las botellas y en consecuencia evitar la oxidación. Asimismo hay que tomar en consideración que un vino joven soportará mejor este contacto con el aire que los vinos con crianzas.