La vinoteca de can calopa

Buscador de las mejores ofertas

La la vinoteca de can calopa es un aparato imprescindible para los amantes del vino y no sólo. Este tipo de producto es idóneo para los que desean tener vinos siempre frescos.

Cuando se usa una habitación como bodega, es preciso asegurarse de que tiene ciertas peculiaridades climáticas y físicas. Aunque las peculiaridades de la bodega ideal pueden cambiar según las ideas y expectativas de cada uno, hay algunos principios objetivos básicos que deben respetarse. Eludir completamente la construcción de bodegas de vino en áreas con alta contaminación acústica, donde los buses, el metro, los camiones pasan cerca. Evita también la cercanía a las bocinas de los elevadores o a algunos electrodomésticos, en particular las lavadoras. Alternativamente puede considerar la instalación de un aire acondicionado, sin embargo, los costos, generalmente injustificados en comparación con el valor de los vinos contenidos en una bodega “normal”, podrían ser excesivos. Si la temperatura es demasiado baja podría haber precipitación de ácido tartárico en las sales de tartrato que de alguna forma empobrecería el vino. Si la temperatura es demasiado alta, el vino evoluciona más rápido, madura y avejenta antes, o aun podría regresar a fermentar ligeramente si aún hubiera levadura viva y algo de azúcar residual en su interior. La energía acumulada en forma de temperatura puede ocasionar la agregación y precipitación de polifenoles y taninos, que son las substancias colorantes del vino. La temperatura debe continuar constante a lo largo del año, o al menos variar lentamente; los cambios repentinos de temperatura son extremadamente perjudiciales para el vino, que se contrae y se dilata a medida que cambia. Una ligera formación de moho desde el exterior del corcho, aunque recóndita, es posible, mas efectivamente menos dañina que la sequedad del corcho. Tenemos experiencia en bodegas muy húmedas, que dismuyen las etiquetas a jirones en pocos años, mas al tiempo preservan los vinos de forma ejemplar.

En cuanto a la degustación, la temperatura será diferente según el género de vino, por lo tanto, es útil tener una bodega de conservación a varias temperaturas. Esto le permitirá poner cada una de sus botellas a la temperatura ideal. Los vinos blancos tienen entre nueve y dieciseis grados en dependencia de su denominación y finalmente, los vinos tintos deben guardarse entre 11 y veinte grados.

Bestseller No. 1
Orbegozo VT 415 - Vinoteca de 4 botellas, display digital y panel de control táctil, control electrónico de la temperatura, refrigeración termoeléctrica, luz interna LED, 70 W
  • Vinoteca de 4 botellas, 13 litros de capacidad y 70 W de potencia
  • Iluminación interior tipo LED
  • Temperatura regulable entre 8⁰ y 18⁰C con la que poder mantener una temperatura óptima para la conservación y consumo del vino
  • Muy silencioso, cuenta con función auto-descongelación y nivel de las patas ajustable
  • Diseño compacto y elegante en color negro y asa en acero inoxidable que la convertirán en un elemento decorativo más en cualquier hogar o establecimiento

Top la vinoteca de can calopa con los mejores precios

Una temperatura demasiado baja ralentizará la evolución “bloqueando” al vino. una temperatura demasiado alta acelera el proceso de envejecimiento del vino, que en un caso así se degradará en vez de envejecer, y la degustación se va a ver alterada. La temperatura de envejecimiento designa una horquilla de temperaturas entre 10°C y 14°C, idealmente en torno a 12°C, con independencia del tipo de vino que se quiere preservar y hacer madurar.